Primeros auxilios para quemaduras que marcan la diferencia

Las quemaduras son un tipo de accidente muy frecuente en el hogar relacionado a la cocina o ciertos electrodomésticos y a pesar de que todo mundo busca evitarlas, puede ser inevitable que ocurran. Por ese motivo es que recomendamos que todos conozcan los primeros auxilios ante esa situación.

 

Si alguna vez te has preguntado: ¿cuáles son los primeros auxilios para quemaduras?, en este artículo te responderemos. Pero antes de todo tienes que saber a qué tipo de quemadura te enfrentas.

 

¿Cuáles son los tipos de quemaduras?

 

De acuerdo a la profundidad y localización de la quemadura podemos diferenciar entre distintas clases de quemaduras. Por ejemplo:

 

  1. Quemadura de primer grado

La piel se pone roja y el dolor es suave porque solo afecta la epidermis, es decir, la capa más externa de la piel. Aparece por una quemadura solar o el roce con algo caliente. No existen ampollas en el área por lo que no habrá secuelas a largo plazo.

 

  1. Quemadura de segundo grado

La quemadura afecta a la epidermis y la dermis. Por esa razón es que el dolor es intenso, aparecen tonalidades rojizas, blanquecinas, con manchas y puede que ampollas. Es probable que en este caso queden cicatrices de por vida.

 

  1. Quemaduras de tercer grado

En este caso el tejido puede tornarse con una coloración blanquecina o negra porque el daño se extiende hasta las capas más profundas de la piel. En ocasiones las terminaciones nerviosas se destruyen y por eso el paciente no presenta dolor o molestias.

 

¿Cuáles son los primeros auxilios para las quemaduras?

 

Se recomienda que, si la persona afectada presenta una quemadura de segundo o tercer grado, acuda a un médico inmediatamente. Sin embargo, es posible realizar primeros auxilios para quemaduras con el fin de calmar al sujeto que presenta el accidente. Así que debemos:

 

  • Terminar con la causa del accidente o alejar a la persona de ella.
  • Comprobar que la persona respire e identificar algunas otras lesiones.
  • Aplicar agua fría sobra la quemadura por unos cuantos minutos es un remedio casero efectivo para que la temperatura de la herida descienda.
  • Se debe desprender la ropa cercana a la zona afectada.
  • Colocar con cuidado gasas húmedas sobre las quemaduras.
  • Extender cremas hidratantes o sábila.

 

En ningún caso debes:

 

  • Arrancar las prendas del paciente si está pegada a la herida.
  • Reventar ampollas de la herida.
  • Administrar medicamentos, alcohol, etc.
  • Enfriar por mucho tiempo la quemadura porque podría presentarse una hipotermia en el paciente.

 

Toma nota de estos consejos que son de vital importancia a la hora de dar primeros auxilios en una persona con quemaduras. Muchas veces de eso depende la buena salud del afectado y por eso tienes que tener en cuenta este tipo de información.