Mercedes avanza con la refrigeración líquida en neumáticos

Mercedes avanza con la refrigeración líquida en neumáticos

 

A mediados del año pasado la firma Mercedes presentó la patente de un sistema de refrigeración de neumáticos buscando solucionar el inconveniente que más preocupa a los conductores y fabricantes de vehículos como es el calentamiento del caucho.

La temperatura de las gomas ha sido un problema que se viene estudiando desde hace tiempo de parte de los fabricantes de neumáticos, ya que la subida de temperatura genera una pérdida de adherencia sobre algunos suelos extremos como hielo o nieve.

Buscando seguridad y durabilidad

La empresa automotriz alemana cree que el nuevo sistema de refrigeración puede alivianar todos los problemas que venían gestándose hasta el momento producto del sobrecalentamiento de neumáticos en grandes recorridos.

En Daimler, una de las filiales de Mercedes, se llevó adelante la solicitud de patente que se basa en la utilización de agua pulverizada para mantener la temperatura de uso óptimo en el neumático.

El sistema y la aplicación

El sistema de refrigeración líquida que Mercedes patentó se basa en utilizar agua almacenada en un tanque, y de esta manera se trabaje en enfriar los neumáticos ante un sobrecalentamiento. El sistema contará con sensores que monitorizan la temperatura del caucho para verificar que se encuentre por debajo del máximo establecido, una vez superado ese límite el propio sistema aplica el agua refrigerada sobre las gomas.

Aunque, tanto desde las empresas automotrices como de fabricación de neumáticos, se busca evitar el sobrecalentamiento todavía no se ha conseguido en casos de uso extremos o bajo temperaturas muy altas.

También se incluirá agua caliente para trabajar en un mejor rodaje y reducir la acumulación de nieve e hielo en jornadas con otras temperaturas extremas. El agua se calentará, según la propia patente presentada, por el propio refrigerante del vehículo.

Este sistema de refrigeración líquida que patentó Mercedes también incluiría sensores para captar la acumulación de lluvia y nieve en las ventanas traseras del vehículo. El sistema está en estudio y será vital la colaboración de las compañías fabricantes de neumáticos para trabajar en un mejoramiento del mismo, como así también pueda generarse una masificación de lo presentado por la automotriz alemana.