El tomate, rico en licopeno, protege contra el fotoenvejecimiento cutáneo

Cada vez nos preocupamos más por nuestro aspecto exterior. La salud de nuestra cabello y uñas determina su aspecto y hoy en día es habitual apoyar su nutrición con un buen suplemento de vitaminas para el pelo y las uñas.

 

Según un reciente estudio que apoya el potencial del licopeno para la salud de la piel, el consumo diario de una pasta de tomate rico en licopeno reduce el enrojecimiento de la piel tras la exposición a la luz ultravioleta.

 

La pasta de tomate, que aportaba una dosis diaria de licopeno de 16 miligramos, también redujo el daño al ADN mitocondrial, una medida identificada como un marcador fiable de la exposición a los rayos UV, según los hallazgos publicados en el British Journal of Dermatology.

 

Este estudio apoya investigaciones que ya se habían realizado sobre el tema acerca de los efectos protectores del licopeno e indica que este agente también protege contra el daño tisular inducido por la radiación UV, según escribieron los investigadores de la Universidad de Manchester, del Salford Royal NHS Foundation Trust, y de la Universidad de Newcastle.

 

Así, la fotoprotección nutricional con los productos del tomate es un área prometedora para la investigación y para la realización de nuevos estudios de investigación clínica.

 

Como antioxidante, el licopeno ha demostrado efectos beneficiosos para el corazón, la presión arterial, la próstata, la osteoporosis, y la piel, tanto en forma natural como sintética, y se ha utilizado en los complementos alimenticios y en aplicaciones nutricosméticas.

 

Detalles del estudio

 

Para la consecución del estudio se seleccionaron veinte mujeres sanas con una edad media de 33 años y de un tipo de piel definido como fototipo I/II. Fueron asignadas al azar para recibir 55 gramos de pasta de tomate en aceite de oliva, o simplemente aceite de oliva todos los días durante 12 semanas.

 

De las 17 mujeres que completaron el estudio, las muestras de piel tomadas de las nalgas antes y después de las 12 semanas de intervención mostraron que, si bien no hubo cambios en el grupo control, la dosis de UV necesaria para causar enrojecimiento aumentó de 26,4 mJ/cm2 al principio hasta 36,6 mJ/cm2 después de la suplementación con el licopeno, un resultado que muestra la resistencia mejorada de la piel al enrojecimiento.

 

Además, la suplementación con licopeno se asoció con una reducción en la inducción por los UVA de la enzima metaloproteasa de la matriz MMP-1, que desempeña un papel clave en la degradación de la matriz extracelular durante el prematuro envejecimiento de la piel.

 

Es interesante señalar que una amplia gama de alimentos de consumo habitual que contiene tomate altamente procesado, podrían tener efectos similares si se ingiere en cantidades equivalentes, pero esto requiere confirmación en otros estudios.

 

Referencia bibliográfica

 

Tomato paste rich in lycopene protects against cutaneous photodamage in humans in vivo. “La pasta de tomate rica en licopeno protege contra el fotoenvejecimiento cutáneo en los seres humanos in vivo”. Rizwan M, Rodríguez-Blanco I, Harbottle A, Birch-Machin MA, Watson REB, Rodas LE. Br J Dermatol. 2011 Jan;164(1):154-62 – doi: 10.1111/j.1365-2133.2010.10057.x